miércoles, mayo 25, 2005

Había una vez un barquito chiquitito

Llevo ya casi dieciseis meses cantandole esta canción a mi hijo Mateo. Aún le tranquiliza. El tumbado en el cambiador, con el pañal puesto y el body a medio poner. Yo esquivando los embites de sus piernas que cada vez son mas fuertes (los embites y las piernas). "Había una vez un barquito chiquitito..." y se para para mirarme. Las piernas quietas. Incluso me sonríe, como reconociendo la canción; como reconociendome a mi cantandola. Espero que esta medicina dure mucho. Que toda su vida disponga de un barquito chiquitito en el que refugiarse, en el que tranquilizarse.

miércoles, mayo 18, 2005

Mujeres

Este post era antes de otra manera. Pero ha pasado algo.
A veces no me doy cuenta de nada. Bueno, casi nunca me doy cuenta de nada.
Para querer a alguien, primero de todo, hay que respetarle.
Con decir te quiero, uno no consigue que la otra persona se sienta querida.
Simplemente sabe que tu le dices que la quieres.
Nada mas.

Si no la respetas, si no tienes en cuenta lo que le pasa, lo que necesita, solo lo que te pasa a ti (que quieres que sepa que la quieres), ella no percibe que la quieres. Nunca lo va a percibir, es imposible.
Y lo que necesita a veces es mucho mas simple de lo que piensas. Casi siempre lo es.

Es dificil lo que ahora tengo por delante, porque tiendo ademas a refugiarme en el dolor que me produce el haberle fallado a Cary otra vez. Pero esto a ella tampoco le sirve para nada. Lo único que le puede servir es recuperar la confianza en mi. Y esto es ahora mismo casi imposible. Casi.

jueves, mayo 12, 2005

La felicidad depende de uno mismo

Uno no esta preparado para estas cosas; toda la vida dependiendo de los demás y a estas alturas te das cuenta de que todo depende de ti; bueno, mas bien que debería depender de ti.

Prueba : si sufres y tu felicidad depende de otro no puedes hacer nada por cambiar la situación que te causa el sufrimiento; solo el otro puede cambiarla. Si eres feliz y tu felicidad depende de otro, ese estado terminará cuando el otro lo decida.

Pero claro, no es tan fácil; llevas mucho tiempo dejando que los demas dispongan, casi siempre, sin saberlo.

Bueno, esta bien. Poco a poco tendrá que ser entonces.