martes, julio 26, 2005

Estuvimos en el Pais Vasco y lo pasamos genial

martes, julio 05, 2005

Er pelotazo

Como decía en mi entrada anterior, el sábado actué en Matadero. Estuvimos todo el día preparandonos, entrenando para improvisar. El domingo comimos en casa de mis padres Mateo, Cary y yo, y allí conocimos a mi sobrino Nicolas, de dos meses e hijo de mi hermana Maite. En otro momento publicaré fotos de todos ellos. El caso es que el lunes, como todos los lunes, tenía que ir a trabajar.
Ya me ha sucedido otras veces; no el tener que ir a trabajar, que ya llevo unos añitos; el tener que hacerlo después de haber tenido un fin de semana encima de los escenarios; recuerdo con especial cariño e intensidad cuando acudimos Cary y yo a un mini taller de clown que organizó Rapuncell y que era conducido por Virginia Imaz, de Oihulari klown (una página como tal no tienen o no la he encontrado).
Estos fines de semana ejercen sobre mi una especie de embrujo. Es como si estuviera por encima del bien y del mal; comos si estuviera realmente por encima de cualquier cosa, flotando por los aires, como si me hubieran dado un pelotazo en la cabeza, en la zona de la barbilla, y esta hubiera arrastrado al resto del cuerpo hasta la estratosfera. No es que me sienta mejor que los demas, mas culto o mas interesante, ni mas guapo. Simplemente un palmo por encima, como mas alto. Es una sensación muy placentera, la verdad.

Creo que esto es indicativo de algo : o bien cambio de trabajo o bien me compro unos zancos; o mejor aún : me fabrico unos cada fin de semana.

lunes, julio 04, 2005

La importancia del Teatro (después)

El sabado pasado fue el match de improvisación en Matadero y yo actue como presentador del mismo.

El espectaculo fue magnifico. Y no lo digo por mi, sino por los verdaderos protagonistas : los 8 improvisadores y el arbitro (Cary); estuvieron realmente brillantes y se les notó que disfrutaban haciendonos reir.

Con respecto a mi actuación debo resumirla en una frase : "tengo que prepararme mas". La propuesta era hacer un clown que esta haciendo de presentador de un espectaculo deportivo. Pero como no estaban del todo ni el clown ni el presentador, pues la cosa a ratos se desdibujaba bastante.

Cary estuvo genial. Tenía un papel dificil; desde por la mañana que quedamos para entrenar hasta por la noche, controlar que todo fuera bien : que los jugadores estuvieran concentrados y descansados, que todo encajara (musicas, presentación, atrezzo...), llegar al espectaculo descansada para poderlo gestionar con soltura. En fin un trabajo agotador y no al alcance de la cabeza de cualquiera. Y todo salió de maravilla.